¿Qué pasa en San Vicente del Raspeig? Le preguntamos a Oscar Lillo, portavoz del PP

|
Comparte: Logo facebook2

A un año de las elecciones municipales de 2023, entrevistamos a Oscar Lillo, portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig. Conocemos los principales asuntos de la actualidad municipal del municipio de San Vicente del Raspeig. Una localidad puntera y muy querida por todos, en la comarca de Alicante, con 60.000 habitantes, que aumentan durante el curso universitario.


Estos son algunos titulares que en esta ocasión nos ha concedido Oscar Lillo y que podemos ampliar en el video adjunto.


OSCAR LILLO:


- "El contrato de la "Basura" se encuentra caducado en San Vicente". 

- "Las obras del Pabellón sufren un retraso además de un sobrecoste de 500.000 euros". 

- "Este año no habrá PISCINA municipal al aire libre en San Vicente. La llamamos la 'L' " 

- "Tampoco habrá hoguera oficial". ¿Qué pasa con el Concurso? 

- "Quejas por el defectuoso mantenimiento del Campo de Fútbol..."

- RRHH: "Quejas de los trabajadores municipales. Colapso Municipal"


2023 AÑO ELECTORAL

Además le preguntamos por la carrera hasta las elecciones municipales de 2023.

Oscar Lillo:  "Yo siempre le pregunto a las asociaciones y colectivos ¿ha mejorado vuestra situación/demandas, en los últimos seis o siete meses?, ¿Y en los últimos años?. Y les digo que si todo sigue igual, habrá que hacer algo..."

Al final del video nos habla de su equipo en el PP de San Vicente y proyecto.




P: ¿Cómo explicarías la situación del "Contrato de la Basura" a los vecinos?

No se explica precisamente, que el equipo de Jesús Villar lleva siete años en San Vicente y parece que acaban de aterrizar. En todo este tiempo sabían perfectamente que el contrato de Limpieza y Recogida de Residuos se caducaba. No hicieron nada para sacar los pliegos, entre sus disputas internas, como yo les digo, entre sus complejos, no fueron capaces de sacar el pliego adelante.  Empezaron a prorrogar el contrato y se encuentran en una situación en la que el contrato es prorrogado en varias ocasiones, finalmente se adjudica un nuevo contrato, pero ese contrato es recurrido por algunas empresas, por un defecto que había. El tribunal da la razón y se dice que hay que volver a empezar.

Volver a empezar es o bien volver a publicar el pliego para que se vuelvan a presentar empresas; lo que podría presentar un problema porque algunos ya habrían presentado "sus cartas", o bien redactar un pliego de condiciones nuevo. 

Esto es lo que el PP estaba planteando y con lo que ahora hemos tendido la mano al equipo de gobierno. Ahora que por fin parece que se han dado cuenta. Sería nuevo, adaptado, no a las circunstancias de hoy, sino a las del futuro, teniendo en cuenta los desarrollos de polígonos industriales, los posibles desarrollos urbanísticos, las necesidades que pueda tener San Vicente (es una ciudad que crece año tras año, con 60.000 habitantes más 25.000 no censados, de la universidad...).  


SIN RESPUESTA AL DÍA DE HOY

Hemos tendido la mano como decía, pensando en el futuro. Le hemos dicho al gobierno que nos tenemos que sentar. La parte técnica es muy importante. Vamos dar desde la parte política un respaldo y a hacer las propuestas que sean necesarias. A día de hoy no hemos tenido respuesta por parte del Sr. Villar.   El señor alcalde dijo en enero que San Vicente iba a tener un contrato nuevo. Dos meses después se desdice, ya no iba a tener un contrato nuevo. La concejal de limpieza hace un informe demoledor contra el alcalde y contra la postura del alcalde. 

Y al final se presenta en el pleno del mes de marzo, y la empresa "amenaza" con convocar una huelga coincidiendo con las fiestas. Ahí al señor alcalde le entra un poco el miedo escénico y dice ¿Cómo vamos a tener una huelga de basura en fiestas?  

Entonces en un acto con bastante pompa y circunstancia en el pleno dice que paraliza "publicar el pliego antiguo nuevamente" y que se va a trabajar en redactar un nuevo pliego. De eso nos hemos enterado ahora por la presa, hace escasos días.

Para que los vecinos lo entiendan: la situación es que San Vicente tiene un contrato caducado, que posiblemente hasta dentro de un año, siendo muy optimistas (yo diría año y medio) no habrá un contrato nuevo, ni servicio nuevo, y las calles de San Vicente están como están, hay que pasearse...

Ahora está prorrogado forzosamente. Lleva dos prórrogas. En noviembre próximo habrá otra nueva prórroga porque el servicio hay que darlo. Ojo, la empresa ha dicho que no quiere seguir, pero son prórrogas forzosas.

Yo se lo digo a los vecinos. La culpa no la tienen los trabajadores, que trabajan en las condiciones que puede y como pueden: si tienen un contrato que no está adaptado a las circunstancias actuales, es normal que San Vicente esté sucio. Pero es que el equipo de gobierno en siete años no ha hecho nada para mejorar el contrato. Cundo podían hacerlo por que entraron en 2015 sabían cuando acababa. Y no se hizo nada. Y van a acabar dos mandatos, ocho años, y San Vicente no va a tener un contrato nuevo.

Y aquí le doy alguna que otra vuelta. Ellos prometieron bajar la basura (y efectivamente lo bajaron 18 euros en varios años) ahora un contrato nuevo con unas circunstancias nuevas, con INFORMES diciendo que la tasa no cubre todo el servicio.  Pues yo imagino que tendrá que llevar una subida de precios.  Porque no olvidemos que el contrato que iba a ser nuevo, que fue recurrido, ya subía dos millones más al año.  

Aquí en San Vicente se llegó a decir que se iba a municipalizar el servicio de limpieza. Sabíamos que era imposible. No ha sido así.  Así está San Vicente, donde la suciedad no es de un día, entiendo que hay unas periodificaciones, pero es que hay zonas como las calles Pintor Picaso, Salamanca, Pi i Margall que no se han baldeado desde hace más de tres meses.


OSCAR LILLO FELIX GARCIA 2022 06

Oscar Lillo y Félix García en un momento de la entrevista.



P: Las obras del Pabellón sufren un retraso además de un sobrecoste de 500.000 euros ¿A qué se debe?

La situación en el pabellón es también fruto de sus complejos. 

Está paralizado gracias a siete años del gobierno progresista como ellos le llaman pero yo más que progresista creo que ha sido “regresista” porque estamos volviendo hacia atrás, no estamos progresando en nada bueno. Sí dejadez de funciones.

El pabellón fue su obra estrella que iniciaron en el año creo recordar 2016; ojo 2016.

Ya se empezaba a hablar del pabellón y presupuestos participativos, empezaron las broncas internas entre el equipo de gobierno que si unos querían un pabellón de tres millones, otros de cuatro, otros de cinco; que si ahora te lo dejo guardado en el cajón un tiempo y cuatro años después, en este nuevo mandato en el año 2019 ya por fin parece ser que se ve la luz, se aprueba el proyecto del nuevo pabellón pabellón y va a costar casi 800 mil euros, ojo pagados íntegramente por los sanvicenteros, sin un duro mejor dicho sin un euro de financiación. Ni de Europa ni de la Comunidad Valenciana. ¿Por qué? Porque no se ha pedido porque parece que nos cuesta hacer esas gestiones.

Lo vamos a pagar los sanvicenteros, vamos a pagar el el pabellón. ¿Y qué sucede? Y con esto no quiero que confundan a la gente, porque ellos son muy muy hábiles a la hora de intentar confundir a la ciudadanía. En julio del año pasado, 2021, cuando todavía no había guerra en Ucrania, cuando no había una subida de precios tan desmesurada como la que hay ahora, en julio del año 2021 la empresa ya dice y ya manda un comunicado al Ayuntamiento diciendo ojo hay una serie de subida de precios: “Nosotros en estas condiciones tenemos que revisarlo nos queremos sentar para ver de qué forma se puede revisar”. Julio del año pasado, hace un año.

Entonces ahí el Ayuntamiento dice que se valore ese sobrecoste. Para ellos hablar de la palabra sobrecoste es una palabra tabú, porque claro un sobrecoste en una obra de ellos… Que yo sí que digo que esa hora es faraónica, porque son 8 millones que van a pagar los vecinos. Ellos valoran y empiezan a hacer estudios y valoran que mantener el proyecto actual son 600.000 € aproximadamente de sobrecoste.

Nosotros del Partido Popular decimos que las obras y los contratos están para cumplirse y que se cumplan. Que se cumpla el contrato. Se firmó un contrato…

Y luego también decimos que las obras llevaban en marcha apenas 11 meses, unas obras que duraban 27 meses. ¿Quién nos aseguraba que cuando llevaran 15 meses no se iba a pedir otro sobrecoste?

Y luego la otra cuestión era y ¿qué hubiera pasado si los precios no hubieran subido y hubieran bajado? ¿hubiera costado menos? Nosotros somos estrictos en qué contrato hay que cumplirlo.

Nuevamente en la falta de capacidad de tomar decisiones de Villar concejal de urbanismo y del equipo de gobierno... porque al final es el problema es una falta de toma de decisiones de no querer mojarse cómo cómo se dice: no tomo decisiones y así no me equivoco. Ya pero así tienes paralizada la ciudad y tienes paralizadas las obras.

Le piden a la empresa que haga una una valoración y claro hay que modificar el proyecto. Ahora se ha pedido modificar el proyecto. Ojo veníamos de un pabellón que era idílico, era el mejor. Ahora nos lo intentan vender diciendo que vamos a modificarlo porque este es mejor. Si es mejor ¿porque no lo hicieron en su día?

Yo creo que no es mejor porque la obra original era siempre mejor pero bueno nos la están intentando vender así bueno y el sobrecoste se va a algo más de casi 500.000. Eso lo han presentado al ayuntamiento. El ayuntamiento ahora tiene que dar el visto bueno, se tiene que presentar pleno, se tiene que aprobar por pleno y yo me imagino que ya tiene la mayoría absoluta...





Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.