Juanjo Berenguer aparta del equipo de gobierno de El Campello a los concejales de Cs y prescinde de los servicios de sus dos asesoras

|
Comparte: Logo facebook2




El alcalde popular de El Campello, Juanjo Berenguer, ha decretado hoy el cese de sus competencias de los tres concejales del grupo municipal Ciudadanos, que de esta forma quedan fuera del equipo de gobierno y pasan a engrosar la oposición. De la misma forma, el primer edil prescinde, también desde el día de hoy, de los servicios de las dos personas que trabajaban en calidad de asesoras de la formación naranja. Los siete concejales del Partido Popular (PP), asumen la totalidad de áreas de trabajo del Ayuntamiento, de acuerdo a un organigrama y delegación de competencias que Berenguer dará a conocer mañana jueves.

“Desde que se configuró el equipo de gobierno resultante de las elecciones municipales de 2019, llevamos tres años aguantando lo inaguantable, haciendo de tripas corazón y soportando salidas de tono, menosprecios y desplantes hacia compañeros de Corporación y algunos funcionarios públicos, a los que los que los concejales de Ciudadanos han sometido al escarnio más despiadado”, ha enfatizado hoy el primer edil en una comparecencia pública arropado por los concejales del PP.

“Hasta en dos ocasiones en todo este tiempo les he invitado a abandonar el proyecto si no estaban cómodos, y en todas ellas recularon después de despotricar contra mi partido y contra mí personalmente”, ha añadido en clara referencia a las negociaciones que han mantenido los concejales de Ciudadanos en varias ocasiones con otros partidos para intentar una moción de censura y expulsar a Juanjo Berenguer de la alcaldía.

“Utilizando el argot marinero, hoy soltamos lastre para que el barco coja brío y avance corriente a favor hasta llegar a buen puerto, que no es otro que el progreso de El Campello y sus habitantes, a los que auguro un futuro esperanzador plagado de proyectos de desarrollo y mejora de su nivel de vida”.

“Participar en política implica voluntad de trabajar, de dialogar, de consensuar, de detectar problemas y solucionarlos… de escuchar, de hacer esfuerzos para atender reivindicaciones cívicas y, sobre todo, de hacerlo con honestidad, lealtad a las instituciones y coherencia en las actuaciones y declaraciones”, ha añadido el alcalde.

Juanjo Berenguer ha hecho referencia a la rueda de prensa celebrada ayer por los tres ediles de Cs, en la que además de pedir su dimisión, pusieron especial énfasis en denunciar deficiencias en las calles e instalaciones públicas del pueblo, “cuando precisamente se trata de competencias de ellos, que no han sabido asumir ni gestionar”.

El PP considera que Cs ha roto de facto el pacto con esa comparecencia y otras anteriores. “Hasta aquí hemos llegado”, ha remarcado el alcalde. El Campello es un pueblo que necesita urgentemente sacar adelante grandes proyectos que han intentado dinamitar quienes ya no forman parte de su equipo de gobierno, y ahora nos corresponde a nosotros hacerlo”.



A continuación reproducimos el texto íntegro de la comparecencia:


COMPARECENCIA PÚBLICA 8 DE JUNIO DE 2022

(Juanjo Berenguer, alcalde de El Campello)


Quienes participamos en política, lo hacemos fundamentalmente movidos por dos motivos: la vocación de servicio público, y la firme voluntad de solucionar problemas, y no crearlos.

Participar en política implica voluntad de trabajar, de dialogar, de consensuar, de detectar problemas y solucionarlos, de escuchar, de hacer esfuerzos para atender reivindicaciones cívicas y, sobre todo, de hacerlo con honestidad, lealtad a las instituciones y coherencia en las actuaciones y declaraciones.

Si la opción elegida es el municipalismo, faceta que personalmente me apasiona, estamos obligados además a la cercanía.

Desde que se configuró el equipo de gobierno resultante de las elecciones municipales de 2019, llevo… llevamos, tres años aguantando lo inaguantable, haciendo de tripas corazón y soportando salidas de tono, menosprecios y desplantes hacia compañeros de Corporación y algunos funcionarios públicos, a los que los que los concejales de Ciudadanos han sometido al escarnio más despiadado.

Y hemos aguantando porque quien les habla estampó su firma en un pacto de gobierno que he intentado mantener hasta el último momento, con la esperanza de que quienes han actuado con esas malas artes, recapacitaran por el bien del pueblo que les votó y depositó en ellos su confianza.

Una confianza que lleva rota desde hace mucho tiempo, pero que ayer se truncó de forma definitiva, lo que me lleva a anunciarles aquí y ahora mi decisión, firmada ya en forma de decreto, de separar de su competencias a los tres concejales de Ciudadanos y de prescindir de los servicios de sus dos asesoras.

Resulta curioso comprobar cómo, en su delirio, estos concejales que hoy pasan a engrosar las filas de la oposición (en la que han estado desde el inicio de mandato según han actuado), ponen especialmente el énfasis en denunciar la proliferación de socavones en nuestras calles, ascensores parados, fuentes vacías de agua por falta de cloro, o vehículos de saneamiento parados…. Como verán, se trata, en todos los casos, de asuntos COMPETENCIA del portavoz de Ciudadanos y hasta hoy concejal delegado de Infraestructura y Obras, que ha sido incapaz de solucionar… porque, como se decía antaño, de donde no hay nada se puede sacar.

Contrariamente a lo que hacen ellos, que echan balones fuera y responsabilizan a los demás de los problemas que aquejan a El Campello, yo hoy quiero pedir perdón.

Porque no somos tan orgullosos como para decir que no tenemos parte de culpa.

Sí, perdón por haber confiado demasiado tiempo en que esto tenía solución, contra la opinión incluso de los colaboradores más allegados, que me pedían insistentemente que rompiera con este mal llamado pacto.

… Y hasta aquí hemos llegado.

Un pacto es un compromiso entre varios. Y en este caso siempre, y digo bien, SIEMPRE, ha habido una parte que NO estaba por esa labor, falto de gestión e incapaz de aportar una idea, una solución o una gestión acertada. Un partido y unos concejales faltos de empatía con la institución, los empleados públicos y los vecinos, como se demostró el día en que este municipio se echó a la calle en masa para protestar por la gestión de una de las áreas que dirigían.

Un partido y unos concejales empeñados en dilapidar la estructura de trabajo y el trabajo, bien hecho, que realizaban los demás.

Utilizando el argot marinero, hoy soltamos lastre para que el barco coja brío y avance corriente a favor hasta llegar a buen puerto, que no es otro que el progreso de El Campello y sus habitantes, a los que auguro un futuro esperanzador plagado de proyectos de desarrollo y mejora de su nivel de vida.

El Campello es un pueblo que necesita urgentemente sacar adelante grandes proyectos que han intentado dinamitar quienes ya no forman parte de su equipo de gobierno.

Y hablo de asuntos tan importantes como los presupuestos municipales, la piscina, contratos de todo tipo, la ampliación del ambulatorio del centro, la construcción del ambulatorio de Muchavista, el asfaltado general de calles, garantizar el suministro de agua y hasta construir un cuartel de la Guardia Civil, garantizándonos así la seguridad en nuestras calles por muchísimo tiempo.

Sí, porque con ellos a nuestro lado corríamos el riesgo hasta de quedarnos sin suministro de agua potable… Tan grave era la situación.

Es curioso que hablen de bloqueo de áreas municipales e incluyan, casi la primera, la de Contratación, que es responsabilidad directa de ellos. Leer, sin saber lo que se lee, tiene como consecuencia estas incongruencias e incoherencias.

La realidad que el bloqueo partía de ellos, o mejor dicho, ELLOS ESTABAN BLOQUEADOS, hasta llegar a una situación en sus áreas, y en eso estoy de acuerdo, VERDADERAMENTE DRAMÁTICA por inactividad y manifiesta incapacidad de gestión. En definitiva, creaban los problemas y no los solucionaban.

Y encima tenemos que aguantar que tengan a gala “DAR LA CARA”. Eso sí, sin reconocer nunca sus propias carencias y deficiencias. En actitud mesiánica, demostrando una y otra vez una actitud despótica y ególatra, orgullosa y altiva, que lo identifican y por la que se le conoce y reconoce en todo el pueblo.

Hasta en dos ocasiones en todo este tiempo les he invitado a abandonar el proyecto si no estaban cómodos. En todas ellas recularon después de despotricar contra mi partido y contra mí personalmente. Y a las hemerotecas me remito.

Pero han sido cobardes hasta para eso. Yo, cuando no me siento bien en un sitio, me marcho, aunque ello suponga una merma en mis ingresos.

No son imprescindibles. El Ayuntamiento de El Campello es mucho más grande que dos señores y una señora empeñados en torpedear todo. Les venía demasiado grande el cargo.

Todos nosotros queremos demasiado a nuestro pueblo para consentir tal cosa.

…Dicen que se resiente hasta su salud mental.

Para eso, queridos excompañeros de gobierno, también hay buenos profesionales que les pueden ayudar.

En esto, uno de viene de casa lloradito.

No habrá una tercera ocasión de rectificar. Les allano el camino, les retiro todas sus competencias y les aparto de este equipo de gobierno donde dicen que están tan mal. Vuelven a la oposición, y las áreas de trabajo que desempeñaban desde hoy mismo las asumen los concejales del Partido Popular, a los que pido hoy redoblar esfuerzo, implicarse todavía más, trabajar más y más horas por el pueblo y solucionar problemas.

Es evidente que, con la rueda de prensa y el comunicado emitido posteriormente, Ciudadanos ha roto el pacto de Gobierno de El Campello. Desde el PP hemos sido respetuosos en grado máximo con las competencias de cada concejal, creyendo que actuarían de buena fe, pero reconozco que me equivoqué… Me siento engañado.

¿No querían soluciones?

Pues aquí están. El PP asume todas las competencias desde el día de hoy.

Sí, puede que en algunas áreas (las de ellos) estemos en situación dramática, y por eso mismo, por responsabilidad, nosotros damos la cara y tiramos del carro.

Se abre una etapa de esperanza y trabajo. Queda un año para que acudamos de nuevo a las urnas… y un año, con empeño y tesón, da para mucho.

Y ese trabajo se va a notar, por supuesto con lealtad al Ayuntamiento como institución y a los funcionarios públicos, a quienes agradecemos su trabajo y a los que hemos defendido cuando nos pedían que “cortáramos cabezas” y “rebajáramos sueldos”…. Y eso es literal.

Y apelamos también a la lealtad hacia el pueblo de los partidos de la oposición (de los otros, porque de éstos nada esperamos), para sacar adelante los proyectos tan necesarios para el pueblo.

El futuro pertenece a quienes creen en sus sueños y trabajan para conseguirlos.


Para finalizar, les comunico que he convocado para esta misma tarde una reunión del comité ejecutivo de mi partido en El Campello, donde analizaremos la situación y ultimaremos el nuevo reparto de competencias.



Hasta aquí el texto.



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.