Opinión - PP Sant Joan - Javier Yebes: "PP, Ciudadanos y Vox de Sant Joan votan contra la Ley Celaá de educación"

|
Comparte: Logo facebook2

JAVIER YEBES PP SANT JOAN

En el pleno ordinario del 27 de noviembre de 2020 se aprobó la moción presentada por el Partido Popular en contra de la Ley Celaá con los votos a favor de PP, Ciudadanos y Vox, y votos en contra del resto departidos.



Imagen del Pleno online de Sant Joan d'Alacant



Texto de la Moción del PP:  "Por qué decimos #StopLeyCelaá"


En la exposición de motivos del proyecto LOMLOE se puede leer que para la sociedad, la educación es el medio más idóneo para transmitir y, al mismo tiempo, renovar la cultura y el acervo de conocimientos y valores que la sustentan, así como fomentar la convivencia democrática y el respeto a las diferencias individuales. Para alcanzar ese objetivo tan ambicioso, la Loe subrayó la necesidad de que todos los componentes de la comunidad educativa colaborasen para conseguirlo.


Realmente, cuando entra en materia, ya se olvida de todo el preámbulo. Es más, se olvida incluso antes de empezar la redacción, pues no se ha escuchado a nadie de la comunidad educativa y se ha aprovechado una situación tan grave como la que estamos viviendo, con estado de alarma incluido, para sacar a adelante esta Ley.

Por lo tanto, es una Ley que ya nace muerta, impositiva y con unos fines bastante oscuros, que pretenden imponer un pensamiento único, al más puro estilo bolivariano, como ya se hizo en Cuba y Hugo Chávez en 2009 en Venezuela.



¿Dónde está el respeto a las diferencias individuales cuando los padres no podrán elegir ni el centro público al que llevar a sus hijos?


Esta Ley tenemos que tener bien claro que no va sólo contra los centros concertados, sino que va contra la LIBERTAD DE ELECCIÓN de todos los padres. Evidentemente los más perjudicados serán los que quieren llevar a sus hijos a un colegio concertado, pero a TODOS se nos quitará la libertad de elegir.


¿Dónde está la transmisión de la cultura y el fomento a la convivencia democrática, cuando se elimina el castellano como lengua vehicular y se deja la puerta abierta a que las autonomías puedan poner el porcentaje que deseen de la lengua cooficial? En la Comunidad Valenciana seguro que el Botànic y más concretamente el señor Marzá ya estará redactando una modificación del plurilingüismo para aumentar las horas del valenciano y dejar lo mínimo de español. No olvidemos que esta medida infringiría el artículo 3 de nuestra Carta Magna en la que se dice que “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”.


Además, la ministra Celaá no se cansa de venderla como una ley de calidad, pero sin embargo, permitirá que se apruebe Bachillerato por compensación, con una asignatura suspendida y se podrá obtener el título de Secundaria con varias asignaturas suspendidas por acuerdo del equipo docente, y sólo se podrá repetir dos cursos en toda la enseñanza obligatoria (primaria y ESO).


Por último, con el plan a 10 años de integrar a todo el alumnado en centros ordinarios harán desaparecer los centros de educación especial y con el aumento del porcentaje de las competencias curriculares en las Comunidades Autónomas, se aumentará las diferencias entre los alumnos de un mismo país, que lo notarán especialmente en las pruebas de acceso a la universidad.


En el Partido Popular creemos en la escuela pública, la privada y la concertada como garantía de la pluralidad de proyectos y de opciones educativas en convivencia y en libertad, y creemos que la Ley Celaá sólo traerá división, desigualdad, fracaso escolar y sobre todo, limitará la Libertad de Elección de los padres. Por eso, les pido su apoyo a esta moción y trabajar por un Pacto Nacional Educativo.


  Javier Yebes


Portavoz adjunto del PP en Sant Joan d’Alacant











Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.