El Ayuntamiento de San Vicente destinará 1,2 millones de euros en ayudas sociales

|
Comparte: Logo facebook2

AYUNTAMIENTO DE SAN VICENTE OFICINAS MUNICIPALES 2020 ABRIL 21


Un plan centrado en las personas, en sus necesidades materiales y emocionales, para intentar que nadie se sienta solo y/o abandonado en esta situación tan complicada. Para ello, desde que comenzó la crisis se encuentra trabajando para cubrir las necesidades básicas de la ciudadanía en coordinación con las entidades sociales implicadas en esta crisis como son Cáritas y Cruz Roja; así como la Policía Local, Protección Civil y Guardia Civil.


Por medidas, el consistorio destinará 1.220.000 euros en las siguientes iniciativas:


Ayudas en especie. Se trata de cheques nominativos para ayudar a las familias en la compra de alimentos de primera necesidad. Esta fue la primera acción que el Ayuntamiento de San Vicente puso en marcha y de la cuál ya se han emitido 1.136 cheques por un valor de 62.660 euros que han ido destinados a 396 familias. Para esta línea de subvenciones el consistorio destinará un presupuesto de 360.000 euros.


Emergencia social. Dentro de esta medida el Ayuntamiento proporcionará ayudas de alquiler e hipoteca de viviendas para que la ciudadanía pueda permanecer en sus hogares, evitando así posibles desahucios que podrían producirse por impagos debido al retroceso económico de muchas familias. Además, se abrirá una linea de ayudas destinada a los pagos de los recibos de luz y agua de las familias más vulnerables. Para ello, se ha asignado un presupuesto de 700.000 euros.


Personas sin hogar. Actualmente, el consistorio está proporcionando ayudas a las personas sin hogar que habitan en el municipio, quienes se están alojando, desde que comenzó el confinamiento, en una de las pensiones del municipio en pensión completa. El presupuesto destinado desde el Ayuntamiento es de 40.000 euros.


Atención telefónica, psicológica y jurídica. Complementariamente el equipo de trabajadores sociales en su totalidad tiene contacto telefónico continuo con sus usuarios habituales y/o con expedientes abiertos o que sepan que son familias vulnerables, con el único fin de conocer si tienen alguna necesidad básica. También se han unido a esta labor una serie de trabajadores de otros departamentos del consistorio para reforzar los diferentes servicios que se están prestando, como contactar telefónicamente con nuestros 1.800 mayores que viven solos.


Red de voluntariado. Se trata de una red de ciudadanos y ciudadanas conformada desde el Ayuntamiento para colaborar en diferentes tareas como es la distribución de alimentos de Cáritas, asistencia a personas mayores, de riesgo o movilidad reducida, entre otras. Actualmente la red cuenta con más de 150 voluntarios.


Refuerzo de personal post-Covid-19. Una vez finalizado el estado de alarma, el departamento de Bienestar Social reforzará su equipo con tres trabajadores sociales y dos auxiliares administrativos durante siete meses para atender todas las peticiones de la ciudadanía de las diferentes líneas de subvenciones puestas en marcha. Para estas labores el consistorio destinará un presupuesto de 120.000 euros.


El alcalde, Jesús Villar, ha destacado que “las personas sin recursos, las personas sin hogar y aquellas que han perdido sus puestos de trabajo, aunque sea temporalmente, son las que están sufriendo los estragos del virus. Actualmente, muchas familias han visto reducidos sus ingresos y aunque muchos pagos se hayan aplazado, llegar a fin de mes sigue siendo difícil. El departamento de Servicios Sociales está trabajando para ayudar a todas esas personas con el alquiler, las hipotecas, alimentos e incluso dando una solución a las personas sin hogar. Por eso, me gustaría agradecer el gran esfuerzo que están haciendo los trabajadores del área, así como los funcionarios de otros departamentos que también se han prestado a colaborar. Son días difíciles para todos pero ahora es momento de estar junto a los que más lo necesitan. Somos la administración más cercana y vamos a estar al lado de nuestros vecinos y vecinas ayudando con todas las medidas que se van a tomar”.


La concejal de Bienestar Social, Isabel Candela, ha señalado que ”estamos ante una situación extrema en la que no sólo tenemos gestionar ayudas y recursos económicos para nuestra ciudadanía más vulnerable económicamente, sino que tenemos que tener también en cuenta el miedo, soledad y desamparo de nuestros mayores, niños, mujeres víctimas de violencia de género, personas con diversidad funcional y/o enfermos mentales, entre otros, son objetivos prioritarios y eje de estas medidas para intentar reducir y/o, al menos, minimizar los daños causados por esta pandemia. Hemos tratado de establecer canales de comunicación con estos colectivos y de acompañar a las personas que más nos necesitan. En definitiva, nos hemos centrado en las personas, en sus necesidades materiales y emocionales, para intentar que nadie se sienta solo y/o abandonado ante estas situaciones tan dramáticas”.


Ayudas de la Conselleria


Este presupuesto que el Ayuntamiento destinará a ayudas sociales se ha visto reforzado con una subvención de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas a entidades locales titulares de servicios sociales de atención primaria, para hacer frente al impacto del Covid-19.


El consistorio ha recibido un 116.740 euros con los que ha abierto varias líneas de ayuda para familias vulnerables:


Prestaciones básicas de emergencia individual. Estas ayudas pueden recibirse de forma mensual y los beneficiados puedes recibir hasta 200€ más 50€ por cada miembro de la unidad de convivencia.



Prestaciones económicas básicas de alimentos para infancia y adolescencia de las cuáles cada menor puede recibir hasta 120€ mensuales.



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.