Nos deja a los 82 años Leonard Cohen

|
Comparte: Logo facebook2

leonard-cohenLeonard Cohen uno de los cantautores más carismáticos y venerados de las últimas cinco décadas por temas como Suzanne, Halleluyah (calificada por algunos como la canción más bella del mundo) o The Partisan, ha fallecido. Tenía 82 años. Así lo confirmaba su familia en la madrugada de este viernes: "Con gran pesar informamos de que el legendario poeta, cantautor y artista Leonard Cohen ha fallecido. Hemos perdido uno de los músicos más reverenciados y un prolífico visionario", indicaban en el muro de Facebook del canadiense. En octubre, publicaba el que sería su último trabajo, You want it darker (Lo quieres más oscuro), una obra llena de presagios. Llegado a la música casi de rebote (le empujaron sus primeros fracasos como escritor, su profesión soñada), el artista canadiense se hizo un nombre entre los años sesenta y setenta por sus canciones reflexivas, agridulces y, con frecuencia, inquietantes, así como su voz bellamente cavernosa. Todo ello, así como canciones como Dance me to the end of love, Take this waltz, First we take Manhattan o I´m your man, le convirtieron en uno de los artistas más prestigiosos y versionados del planeta, un reconocimiento que ha perdurado hasta su último día. Entre su fans hay nombres tan dispares como los españoles Joan Manuel Serrat, Il Divo o Christina Rosenvinge, que le han versionado. Además, sus versos han sido utilizados por intérpretes como Nirvana, Coldplay o Bunbury. Gran amante de España y de su cultura, visitó nuestro país en numerosas ocasiones. Su gran pasión fue la obra de Federico García Lorca, que leyó en profundidad y que fue "el primer poeta" que le "invitó a vivir" en su mundo, según sus palabras. Su devoción por el andaluz fue tal que puso a su hija de nombre Lorca. También homenajeó al autor de Poeta en Nueva York desde su música (Take this waltz, una de las composiciones más conocidas de Cohen, es una adaptación del Pequeño vals vienés de Lorca). También fue un enamorado de la guitarra española, que descubrió a los 15 años en su Montreal natal, gracias a un músico callejero que le enseñó sus primeros acordes. Sus enormes necesidades de espiritualidad hicieron que se convirtiera, en la madurez, al budismo y que ejerciera de monje. En la década anterior, y ya septuagenario, hubo de embarcarse en una ingente gira por numerosos países después de que el fraude de su representante le dejara sin blanca. Gracias a ello, muchos pudieron ver en España a este músico imprescindible en directo.



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.