David Bisbal presenta el libro "Desde dentro"

|
Comparte: Logo facebook2

"Tuve que rogar para que me dejaran cantar" confiesa David Bisbal que se gastó 300 euros, 50.000 mil pesetas de entonces,en el billete de avión con el que viajó a Barcelona para presentarse a las pruebas de repesca de Operación Triunfo. De estas y otras anédotas habla el cantante en "Desde Dentro" un libro autobiográfico que arranca en su infancia y sus raíces como base de su arte, el paso por la orquesta Expresiones donde el esfuerzo, la constancia, la superación y el amor al trabajo le van curtiendo hasta desembarcar en Operación Triunfo, programa que le lanzó a la fama. También reflexiona sobre el alcance de su éxito y la madurez. Un recorrido vital que descubre sus manías, sus gustos y aficiones, el cuidado de la voz, las sesiones de grabación, la elección de canciones y dificultades que ha ido superando a lo largo de su carrera. El cantante se pierde entre sus recuerdos para contar que en su casa "se escuchaba lo que había, lo que elegía mi hermano Jose Mari", artistas como Tina Turner, Eros Ramazzotti, Camela, Los Chichos, Juan Luís Guerra o el rey del pop, Michael Jackson. Repasa también su época como miembro de Expresiones. Antes de poner un pie en Operación Triunfo, Bisbal repartió varias cintas por las discográficas, incluso consiguió una cita con Juan Giralt, un productor que trabajaba por entonces con José Luis Perales, que supuso su primera gran desilusión en el duro negocio de la música. "No volví a ver a aquel representante, pero sí a José Luis Perales", recuerda David, quien al conocer la historia soltó "pues ahora se estará tirando de los pelos". Lo intento en 'Lluvia de estrellas', de donde salieron nombres como Tamara y David Civera pero no le contestaron. Y entonces, entre galas y conciertos con Expresiones, llegó Operación Triunfo... Oportunidad que casi se esfuma en el aire. Y es que, durante ese verano en el que David Bisbal esperaba ansioso la llamada para las pruebas, todos iban siendo convocados menos él. Al final, logró contactar con la productora del programa, Gestmusic, donde le aseguraron que la selección definitiva ya estaba hecha, y él no estaba dentro. "Se me cayó el alma a los pies, le rogué a aquella mujer que me dejase cantar", confiesa el almeriense. Su interlocutura, un hueso duro de roer, le señaló que solo quedaba una prueba, al día siguiente, en Barcelona. Una especie de repesca, en la que "sería muy raro que cogiéramos a alguien, tendría que ser muy bueno", aseguró la mujer. El resto, es historia. David Bisbal entró en OT, cantó y triunfó, siendo a día de hoy uno de los artistas más representativos de la música española. "Tenía que presentarme como fuera en aquel programa que prometía como premio la grabación de un disco en solitario", asegura el cantante, "es decir, cumplir mi sueño".



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.