La Guardia Civil ha desarticulado una organización dedicada al tráfico de hachís entre Alicante y Ceuta

|
Comparte: Logo facebook2

La Guardia Civil ha desarticulado, con la detención de once personas, que utilizaba a menores y embarazadas para pasar la droga en coches. Según ha informado el instituto armado en un comunicado, la operación "Rent-Pamiga", llevada a cabo de forma conjunta entre las comandancias de Ceuta y Alicante, comenzó a principios del mes de abril cuando fueron detenidas dos personas en el puerto de Ceuta intentando embarcar con destino a Algeciras (Cádiz) en un vehículo al que le habían practicado un doble fondo en el que había 26 kilos de hachís. El responsable de la organización, A.B.C., de 30 años, era el encargado de suministrar la droga en Ceuta, así como de preparar los vehículos para su traslado a la península. Para ello, contactaba con personas con necesidades económicas a las que ofrecía dinero por transportar la droga. Para no infundir sospechas a los agentes encargados de los controles aduaneros, la organización introducía a menores en los vehículos e incluso mujeres en avanzado estado de gestación. Durante el transcurso de la operación se han abortado dos pases de droga entre Ceuta y la península. Con las detenciones, nueve en Ceuta y dos en Torrevieja (Alicante), y la aprehensión de 66 kilos de hachís se ha dado por concluida la operación. Los detenidos, entre ellos varios de nacionalidad marroquí, serán puestos a disposición judicial por un presunto delito contra la salud pública.



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.