La Diputación realiza en dos años la mayor inversión de su historia en los municipios de la provincia con cerca de 328 millones de euros

|
Comparte: Logo facebook2

ADRIAN BALLESTER PP DIPUTACION DE ALICANTE 2020 JULIO 30

En la imagen, Adrián Ballester, portavoz del equipo de Gobierno.


La institución moviliza más de 50 millones de euros desde el pasado ejercicio para atender de forma directa la necesidades sociales y económicas del Covid-19



La Diputación de Alicante ha reforzado en los dos últimos el apoyo y la asistencia a los municipios de la provincia con cerca de 328 millones de euros, la cifra más alta en la historia de la institución provincial. El equipo de gobierno liderado por Carlos Mazón ha incrementado de esta forma las transferencias a las entidades locales en unos ejercicios que han estado marcados por la pandemia.


El portavoz del equipo de Gobierno, Adrián Ballester, ha destacado que “nunca en la historia de la Diputación de Alicante se había puesto tanto dinero a disposición de nuestros municipios a través de transferencias que redundan directamente en el bienestar de los ciudadanos de la provincia y que llegan a todas las poblaciones”.


A los presupuestos ordinarios impulsados por la institución en 2020 y 2021, que recogen 90 y 102 millones de euros, respectivamente, en inyecciones directas a los municipios, se suma la inversión que, de forma extraordinaria, ha activado la corporación alicantina para apoyar a los ayuntamientos en materias como agua, infraestructuras, medio ambiente, deporte o bienestar social, y atender las necesidades sociales y económicas del Covid-19.


En este sentido, Ballester ha precisado que, a través de los ayuntamientos, la Diputación de Alicante ha movilizado en los últimos doce meses más de 50 millones de euros en ayudas directas frente al Covid. Así, en el pasado ejercicio se transfirieron, de forma extraordinaria y gracias a los remanentes, seis millones de euros para gasto social y otros seis para el apoyo a autónomos, pymes y micropymes, incrementándose este año ambas partidas hasta los nueve millones de euros -9.769.550 en la convocatoria de gasto social- con el fin de atender las demandas cada vez mayores de los ayuntamientos, a los que también se facilitó en los primeros meses mascarillas con una inversión de 200.000 euros.


Además, la institución provincial se ha sumado con 14,7 millones de euros al Plan Resistir de apoyo a los sectores de la hostelería y el ocio y movilizará en los próximos meses, gracias a los remanentes del Patronato Costa Blanca, otros seis millones de euros en ayudas económicas a sectores productivos turísticos con el fin de minimizar impacto de la pandemia.


Por otra parte, el equipo de gobierno, integrado por Partido Popular y Ciudadanos, ha apostado por la puesta en marcha de grandes planes de inversión en los municipios de la provincia con el fin de garantizar la prestación de los servicios e impulsar el desarrollo de infraestructuras e instalaciones en los municipios.


En este marco, destaca especialmente el Plan Planifica, con 71 millones de euros, el mayor plan inversor impulsado por la institución provincial hasta la fecha y que contempla fondos para los 141 municipios de la provincia. Sus objetivos son mejorar la gestión y ejecución de las obras e imponer una mayor transparencia en el reparto de las ayudas y favorecerá en los estos cuatro años, tal y como ha destacado el diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, crear más de 5.000 puestos de trabajo directos y un millar de servicios técnicos.


Javier Gutiérrez ha aclarado que los planes de Infraestructuras de la Diputación “se aprobaron por unanimidad en todos sus términos, incluyendo los plazos de ejecución, con el apoyo de PSOE y Compromís, y en ambos casos se están cumpliendo escrupulosamente todos los pasos sin retrasos”.


Sobre Planifica, ha garantizado que desde la Diputación se velará para que se ejecutan todas las obras comprometidas y ha recordado que “aún le quedan dos años de recorrido. Es un plan a cuatro años que está en su primera fase de recepción de proyectos y que pone solución a los problemas que venía arrastrando la Diputación para terminar con las obras inacabadas por estar fuera de plazo”. Según el diputado, en la actualidad los proyectos de obras 2019 se están redactando y los que están incluidos en Planifica se van a contratar este año para que se puedan ejecutar en los próximos dos ejercicios, 2022 y 2023. “Estamos hablando de casi 300 proyectos frente a cerca de 50 que se gestionaban con planes de obras anteriores, con lo que el volumen de trabajo es mucho mayor”, ha asegurado Gutiérrez.


En cuanto a + Cerca, el titular de Infraestructuras ha afirmado que “es la alternativa al Fondo de Cooperación, mejor dotado, con un total de 29 millones para dos años, 14,5 anuales frente a los 13,7 del Fondo”. Según Gutiérrez, los ayuntamientos han solicitado que la mayor parte de ayudas, más de 25 millones, sean para inversiones y solo 4 millones se destinen a gasto corriente. “Las administraciones han dejado claro que confían en que las inversiones financiadas por la Diputación se pagan y nuestros compromisos se cumplen, incluso haciendo un esfuerzo de recuperar obras fuera de plazo”. Por su parte, Ballester, quien ha incidido en que este programa dota de mayor autonomía y libertad a los consistorios para elegir el destino de las ayudas y prioriza en el reparto a las localidades más pequeñas, introduciendo por primera vez el criterio de la despoblación.


De forma extraordinaria, la institución también reforzará este año con más de 51 millones de euros el presupuesto que llegará a los municipios gracias a los remanentes a través de áreas como Agua, Cultura, Medio Ambiente o Deportes. Este es el caso de +Deporte, un programa de diez millones de euros destinado a la construcción, ampliación o mejora de las instalaciones deportivas y a la renovación de los campos de fútbol de césped artificial, partida que absorberá tres millones de euros.


El presupuesto ordinario de Cultura, de 20,6 millones de euros, se incrementará en otros 3,8 millones de euros para reforzar, principalmente, las ayudas destinadas a ayuntamientos y sectores culturales con el fin de impulsar proyectos que contribuyan a dinamizar uno de los ámbitos que más se ha visto afectado por la pandemia. El área de Ciclo Hídrico también ha visto aumentada su partida inicial, de 10,5 millones de euros, en otros cinco millones de euros.


Destaca, por otro lado, la partida que de forma novedosa y extraordinaria ha puesto en marcha el área de Medio Ambiente para dotar a todos las poblaciones de la provincia de vehículos eléctricos. Con este fin, se consignó en 2020 una convocatoria de 2.751.000 euros, que en este ejercicio se ha completado con otra de dos millones de euros con el fin de dar cobertura a todas las solicitudes. También reforzará con 2,3 millones de euros la inversión en caminos municipales.


Finalmente, el compromiso de la Diputación de Alicante para prestar apoyo y asistencia a los ayuntamientos, especialmente cuando más lo necesitan, se ha visto también reflejado en la línea de ayudas dirigida a los ayuntamientos afectados por la DANA que activó el equipo de Mazón con una partida de 7,6 millones de euros. 



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.