Ed Sheeran cumple 30 años

|
Comparte: Logo facebook2

Ed Sheeran 640x360


Su guitarra y su voz es todo lo que Ed Sheeran ha necesitado para saborear las mieles del éxito y convertirse en uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial, tras sacudirse de encima el sambenito de “niño raro” que le acompañó durante toda su infancia y adolescencia. Una etapa de su vida que ahora queda más atrás que nunca cuando está a punto de adentrarse, mañana mismo, en la treintena.


La inspiración le llegó al joven Sheeran cuando tenía tan solo 12 años y acudió a un concierto de Damien Rice. Desde entonces comenzó a tocar la guitarra lo que no sólo le ayudo a socializar y dejar de ser víctima de bullying por tartamudo, pelirrojo y llevar gafas, sino también para ser feliz.


Superados todos estos retos personales, y en especial dejando atrás su tartamudez (hito logrado gracias a rapear la música de Eminem), Ed Sheeran comenzó a formarse tanto musical como interpretativamente en la prestigiosa compañía British Youth Music Theatre.


Por aquel entonces fue cuando le descubrió Elton John, quien rápidamente lo consideró como su “protegido” y le inculcó todo lo necesario para “sortear los caminos de la industria musical” en la que debutó en 2011 con “+” (Plus).


Poco a poco, el británico fue dándose a conocer a un público cada vez más amplio, gracias especialmente a su faceta de compositor para grandes estrellas como One Direction o Taylor Swift, a la que incluso llegó a acompañar como telonero en la gira estadounidense de “Everything has changed“.


Esta experiencia le sirvió, además de conocer en primera persona al público estadounidense, para componer nuevas canciones que cristalizaron en su nuevo disco “X”, segundo disco que incluyó temas como “Thinking Out Loud“, con la que se alzó con el Grammy a la mejor canción del 2016.




Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.