El tiempo - Tutiempo.net
Comparte: Logo facebook2

110 años del nacimiento del poeta Miguel Hernández. Por: Ramón Fernández Palmeral

|


Ramón Fernández Palmeral es también autor del retrato de Miguel Hernández



El gran poeta alicantino Miguel Hernández nació hace 110 años en Orihuela el 30 de octubre de 1910. Los alicantinos tenemos el privilegio de tener sus restos mortales, el de su esposa y el de su hijo en el cementerio Virgen Nuestra Señora de Remedio, al que cada año sobre marzo llega la Senda del Poeta con unos 2.000 senderistas.


Hemos de recordar que Miguel Hernández Gilabert nació a las seis de la mañana del domingo 30 de octubre de 1910 en la calle San Juan de Orihuela. Con los años el número de la casa natal ha ido cambiando. En la partida de nacimiento no se nombra el número de la casa, conocemos la casa pero no el número que tenía en 1910, lo cual tampoco tiene gran importancia, pues la casa natal está localizada y rehabilitada. Fue inscrito en el Registro Civil en la Sección 1ª, Tomo 60, folio 188. Esta calle pasó a tomar el nombre del falangista Antonio Piniés (de segundo apellido Roca de Togores, barón de la Linde); actualmente, en 2012 y por decisión de la corporación municipal la calle ha pasado a recuperar su antiguo nombre, el de San Juan de la Penitencia.


Era Miguel hijo de Miguel Hernández Sánchez de apodo «Visenterre», guarda jurado y tratante de ganado, nacido en Redován el 24 de octubre de 1878 en la antigua Travesía Mayor (Actual Calle Colón), falleció 26 de diciembre de 1952 (según investigaciones de Julio Calvet), a quien los negocios no le iban del todo mal, casado en segundas nupcias con Concepción Gilabert Giner (Concheta) nacida en Orihuela en 1879, que falleció el 16 de diciembre de 1942. Se ocupaba de las tareas de la casa y del cuidado de sus hijos. Tres días después de nacer fue bautizado en la Parroquia de El Salvador con los nombres de Miguel-Domingo, por haber nacido un domingo, aunque otros dicen que el coadjutor se llamaba don Domingo Aparicio, y les ponía su nombre como segundo nombre a todos los niños que bautizaba.


Durante la guerra civil fue poeta y corresponsal de guerra, publicó en unos sesenta periódicos, amigo a los Premios Nobel Pablo Neruda, Vicente Aleixandre y Juan Ramón Jiménez. Conoció a Federico García Lorca que le tenía alergia por su rusticidad, puesto que Miguel fue pastor de cabras en su Orihuela natal.


Se le instruyeron por el régimen franquista dos sumarios de urgencia 21.001 (Madrid) y 4.487 (Alicante) y condenado a la pena capital por hacerse pasar por «El poeta de la revolución», es decir, el poeta que es capaz de remover conciencias del poder y ponerse al lado de los más débiles, por ello es el poeta del pueblo, de aquí el título de este libro. Y haciéndome eco de las palabras de Arturo del Hoyo es un poeta vigente «Pero no se ha podido acallar la voz del poeta, no se le puede acallar cuando la suya es la voz orgullosa de un pueblo, el orgullo de un pueblo».


Murió con los ojos abiertos en la enfermería del Reformatorio de Adultos de Alicante el 28 de marzo de 1942. Un poeta que tras su muerte no fue olvidado por los escritores y poetas exiliados republicanos, fueron recuperados sus poemas y convertidos en canciones protesta durante la Transición española y abanderó los gritos de cambio y libertad de casi todas las manifestaciones populares, conciencia esencial hacia la democracia. De obra vigilada por la censura franquista, y prohibido su teatro de dramas rurales, no le pudieron hacer callar. Su imagen es símbolo reivindicativo de protesta y sus retratos colocados a modo de un Che Guevara en algunos hogares y salas de reuniones.


Pienso que los amantes de la historia y de la poesía, no debemos de olvidar a nuestro universal poeta Miguel Hernández, en estos tiempos de pandemia que por medidas de seguridad no podemos a visitar su mausoleo el día de Todos los Santos.


Autor: Ramón Fernández Palmeral



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.