El tiempo - Tutiempo.net




















Comparte





Logo facebook2

La Conselleria de Agricultura gestiona más de 115 millones de euros durante la crisis de la COVID-19 y activa una línea de ayudas para el sector de producción agroalimentaria

|

Mireia Molla cortes valencianas 2020 mayo


La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha gestionado más de 115 millones de euros en ayudas, tanto excepcionales como convencionales, durante los dos meses que se cumplen este miércoles desde la declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria de la COVID-19.


La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, que ha comparecido en la comisión de Medio Ambiente, Agua y Ordenación del Territorio de Les Corts, ha comenzado su intervención con un mensaje de "respeto a las víctimas, solidaridad con las familias y agradecimiento a toda la población que ha actuado con responsabilidad para frenar la expansión del virus".


Unas palabras de reconocimiento que Mollà ha extendido a todos los trabajadores y trabajadoras de las actividades declaradas esenciales; servicios y sectores muy vinculados a la Conselleria, desde la producción agroalimentaria, hasta el saneamiento de agua, la prevención de incendios o la gestión y tratamiento de residuos.


"Quiero incidir en los sectores esenciales que serán fundamentales en la reconstrucción de nuestra sociedad y, por la parte que me toca, me siento muy afortunada de que los valencianos y valencianas tengamos un sector agroalimentario fuerte propio que, con sus manos incansables, funciona como despensa de Europa", ha señalado Mollà.


"Necesitamos recuperar la noción de soberanía alimentaria y preferencia comunitaria y nunca estaremos lo suficientemente agradecidos al trabajo diario, discreto y en primera línea que han hecho por todos y todas nosotras", ha afirmado la consellera.


Paliar las pérdidas de un sector "gravemente afectado" por el cierre de los canales de distribución y venta agroalimentaria, como el Horeca y el de los mercados no sedentarios, ha sido la prioridad de Mireia Mollà al frente de la Conselleria, según ha asegurado.


Mollà h adicho que las ayudas económicas con fondos propios de más de 7 millones de euros, que se anunciaron el pasado viernes, son una de las líneas de apoyo económico para el sector de la producción y comercialización "más cuantiosas a nivel estatal y van dirigidas a los productores más golpeados por esta crisis, como el pesquero, la ganadería de ovino y caprino o los pequeños productores primarios" que completan con la venta directa su renta agraria. A este se unirá un segundo decreto, por un importe de 2,4 millones, para el sector de la planta ornamental y la flor cortada.


"Esta batería de ayudas no ha sido la única medida impulsada desde la Administración autonómica, sino que se ha acompañado de otras como el acuerdo para permitir los ERTE del sector pesquero por razones de seguridad, el mantenimiento de la asistencia telefónica y telemática de las oficinas comarcales y los servicios veterinarios y la autorización para recobrar la actividad de los mercados no sedentarios", ha explicado.


Mollà ha incidido en que "hemos estado trabajando y posicionándonos para mantener todos los canales de comercialización existentes y, ahora más que nunca, el impulso y la promoción por el mantenimiento de los mercados locales, de proximidad, municipales y el pequeño comercio es fundamental para favorecer la venta de producto local y de temporada y la recuperación de los pequeños y medianos productores".


51,1 millones de euros


La titular de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha repasado también la batería de órdenes, resoluciones, convocatorias y decretos ordinarios -muchos tramitados de emergencia- "convertidos en ayudas directas que han continuado publicándose durante el estado de alarma y que alcanzan los 51,1 millones de euros, solo en dotación presupuestaria para el sector primario".


En este paquete se enmarcan los 24,5 millones de euros para la contratación de pólizas agrarias, que "vuelven a colocar a la Comunitat Valenciana como una de las que más aporta a la bolsa común", los 2,16 millones de euros para la promoción de una pesca y acuicultura sostenibles, el cerca de millón de euros en ayudas para la certificación ecológica, los más de 1,5 millones euros para el apoyo a las figuras de calidad diferenciada o los 10,8 millones de euros para luchar contra la despoblación en zonas rurales, entre otras medidas.


Todas estas iniciativas "dan buena cuenta del apoyo de la Conselleria al sector de la agricultura, ganadería, pesca, cooperativas e industrias de transformación agroalimentaria durante la crisis sanitaria, centradas en lo urgente sin desatender lo ordinario", ha subrayado.


Saneamiento, prevención de incendios y gestión de residuos


La comparecencia de la consellera no se ha circunscrito solo a las ayudas de la producción agroalimentaria, sino que también ha hecho referencia a las medidas destinadas a intensificar la labor de servicios públicos esenciales que integran el área de Emergencia Climática y Transición Ecológica.


Así, no se han incinerado residuos sanitarios y los residuos domésticos se han reducido en más de un 11% durante la emergencia sanitaria, ha afirmado Mollà durante el periodo de la intervención dedicado al tratamiento de residuos, un resultado que la consellera ha atribuido a la intensificación en la gestión y al incremento de las inversiones para evitar una regresión en los índices de recogida selectiva y reciclaje a causa de la crisis de la COVID-19.


Durante la pandemia se han extremado las precauciones de seguridad del personal de las plantas, en las que se ha eliminado el triaje manual, se han respetado los turnos y se han desinfectado varias veces al día los espacios de algunas de las instalaciones, ha explicado.


En materia de saneamiento y depuración de agua, se han aprobado obras de reparación en las EDAR por los daños del temporal Gloria del pasado enero por 56,3 millones de euros. Además, el aplazamiento del canon de saneamiento durante 3 meses a todos los usuarios y usuarias de la Comunitat, que implica aplazar el cobro de 54 millones de euros, "pone de manifiesto la apuesta inversora de la Conselleria y de sus entidades adscritas", ha añadido.


Mireia Mollà también ha destacado que la Administración autonómica "lleva desde finales de febrero colaborando en un proyecto pionero de monitorización y detección del coronavirus en las aguas residuales que ya han arrojado conclusiones preliminares y que continuarán trabajando junto con las universidades públicas para trasladar la experiencia al resto del territorio".


Las labores esenciales también han incluido la prevención de incendios donde "el servicio de vigilancia preventiva ha estado y está funcionando a pleno rendimiento con más unidades para mantener la seguridad". En esta línea, los y las agentes medioambientales también han colaborado activamente para hacer llegar a los centros y residencias de mayores de las zonas rurales equipos de seguridad y protección.


"La nueva normalidad, la de la transición ecológica decidida"


Asimismo, Mollà ha apelado en su intervención "a las necesarias transformaciones del sistema que vendrán con la reconstrucción". "La nueva normalidad tiene que ser la de la transición ecológica decidida: todos coincidimos en que la salud está por encima de todo y la emergencia climática es nuestra salud también y es un estado de emergencia que no para".


En este sentido, ha concluido con la mirada puesta en algunos de los grandes ejes de la Conselleria, como la presentación del borrador de la Ley de Cambio Climático que se presentará en dos semanas, junto con una línea de ayudas de 4 millones de euros para invertir en proyectos de rebaja de emisiones y de eficiencia energética en los municipios.



Comparte: Logo facebook2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.