Colocan el dedo del pie en la mano de una adolescente durante una operación

|

Quirofano

Imagen de Archivo


Los médicos de un hospital australiano cometieron una negligencia al cambiar el dedo de la mano por uno del pie a una joven australiana que se dedicaba de forma profesional a la práctica del criquet.


La historia comenzó cuando, durante un partido, se fracturó el dedo. Tras eso, los médicos le realizaron una cirugía sencilla pero nada más lejos de la realidad. Seis días después de la operación, la joven comenzó a notar un dolor insoportable en el dedo. Fue al médico, que se dio cuenta de que el cirujano que la operó se olvidó de retirar un torniquete elástico usado durante la cirugía. Este descuido provocó una interrupción del flujo sanguíneo, que acabó en una seria necrosis en la zona.


Desde ese momento, los doctores intentaron salvar el pulgar de la joven. Primero le colocaron sanguijuelas buscando mantener la circulación de la sangre, luego le cosieron el pulgar a la ingle con la esperanza de reactivar la función de los nervios y las arterias del dedo. Pero la intervención no tuvo éxito.


Posteriormente, un cirujano decidió amputar el segmento afectado y reemplazarlo con el dedo gordo del pie de la propia paciente. Le crearon un hueso nuevo a partir de un trozo de cadera para sustituir el apéndice inferior, lo que dejó a la atleta con una seria limitación en la mano izquierda y un significativo defecto estético en el pie.


El hospital involucrado abrió una investigación mediante la cual se descubrió que el personal partícipe de la cirugía había registrado por escrito la retirada del torniquete elástico cuando en realidad no sucedió.


Todo esto además le provocó problemas a la niña problemas en el colegio, que tuvo que dejar. Y aunque ha vuelto a jugar al críquet, la imposibilidad de volver a doblar el pulgar le hace muy difícil agarrar el bate usado en este deporte. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.