Un estudio de la Universidad de Alicante indica que las praderas de angiospermas muestran signos de recuperación

|

Tortugas marinas machos hembras


Una investigación en la que participa la Universidad de Alicante indica que la tasa de pérdida de las praderas de angiospermas marinas de las costas europeas ha disminuido y detecta signos de recuperación, después de décadas de intensa regresión, en las que se había perdido un tercio de su superficie.


La investigación, publicada en Nature Communications, ha contado con la colaboración de José Luis Sánchez Lizaso y Yolanda Fernández Torquemada, investigadores del Departamento de Ciencias del Mar y Biología Aplicada de la Universidad de Alicante, ha analizado las densidades y coberturas de praderas de angiospermas marinas en 737 localidades a lo largo de las costas de 25 países europeos.


Un tercio de la superficie de praderas de angiospermas marinas europeas se ha perdido debido a enfermedades, al deterioro de la calidad de agua y al desarrollo costero, con pérdidas que alcanzan el máximo entre los años setenta y ochenta.


Sin embargo, desde entonces, las tasas de pérdida han disminuido y estas praderas se han recuperado en algunas zonas, probablemente debido a las acciones de la UE para mejorar la calidad del agua, según señala este estudio. Contrariamente a las tendencias globales, la pérdida de estas especies en Europa se ha reducido y en algunas situaciones, incluso se ha producido la recuperación de las praderas.


Estos resultados traen esperanza por los esfuerzos que se están realizando para su conservación, y sirven para reforzar medidas de gestión como la creación de áreas marinas protegidas o las actividades encaminadas a reducir la contaminación marina.


Las angiospermas marinas son plantas superiores con flor, no algas, que forman extensas praderas en las zonas costeras. Son ecosistemas clave que sostienen pesquerías, juegan un papel importante en la mitigación del cambio climático, ofrecen protección costera y sirven de refugio a muchas especies amenazadas, como los caballitos de mar o las nacras.


En el mar Mediterráneo la especie de angiosperma marina más abundante y conocida es Posidonia oceanica, que es endémica o exclusiva de este mar. En la Universidad de Alicante se han llevado a cabo numerosos proyectos e investigaciones sobre el estado de conservación de las praderas de esta especie y sobre algunos de los impactos que las afectan, como las regeneraciones de playas, ampliaciones de puertos y vertidos, entre otros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.