El Ayuntamiento instala dos nuevos contenedores de aceite

|

CONTENEDORES DE ACEITE SAN VICENTE 2019


El Ayuntamiento instala dos nuevos contenedores de aceite y recuerda que echarlo al fregadero es altamente contaminante



El Ayuntamiento de San Vicente ha sumado dos nuevos contenedores de aceites domésticos a la treintena ya instalados en el término municipal. Desde el área de Infraestructuras y Servicios Urbanos se anima a la ciudadanía al uso de estos depósitos (los de color naranja), ya que el vertido a los fregaderos o inodoros son una fuente de contaminación de las aguas, causan problemas en las redes de saneamiento y sobrecostes en las estaciones depuradoras.


En San Vicente, los contenedores de aceite los gestiona por contrato con el Ayuntamiento la empresa Texlimca SA, la misma que presta el servicio de recogida de ropa usada. Este año 2019 se han colocado dos unidades más al parque actual, uno en la Avenida Barcelona y en otro en Doctor Fleming con calle Altamira.


Desde el área de Infraestructuras que dirige Mariló Jordá, recuerdan el procedimiento aconsejado a seguir para hacer un uso correcto de estos contenedores: una vez el aceite de la sartén se ha enfriado, debe depositarse el líquido, con la ayuda de un embudo, en recipientes de plástico reutilizados procedentes de botellas de agua, refrescos, etc.. Cuando estén totalmente llenos y muy bien cerrados para evitar derrames, se depositan en los contadores naranjas. Nunca hay que introducir aceites minerales de procedencia industrial, maquinaria o motor, así como tampoco barnices ni pinturas. Esta acción haría inservible y contaminaría todo el contenido, evitando la valorización del resto. Tampoco deben emplearse recipientes de cristal, ya que introducirlos pueden romperse.


La correcta gestión de los aceites usados de cocina pasa por su entrega a empresas gestoras autorizadas, donde tras los oportunos tratamientos se obtiene una materia prima para la producción principalmente de biodiesel, generando actividad económica y reduciendo la dependencia de combustibles fósiles. Como fuente de contaminación, un litro de aceite usado contiene aproximadamente 5.000 veces más carga contaminante que el agua residual que circula por las alcantarillas y redes de saneamiento y puede llegar a contaminar 40.000 litros de agua, que es equivalente al consumo de agua anual de una persona en su domicilio.


En las redes de saneamiento, los aceites usados, al unirse con restos de los detergentes y jabones de uso doméstico, llegan a provocar las denominadas “bolas de grasa”, capaces de generar situaciones de atascos en colectores. Por último, cuando los aceites usados llegan a las deputadotas, debido al alto contenido de materia orgánica, incrementan los costes de la depuración. La depuración de un litro de aceite es 700 veces más cara que lo que paga un ciudadano por el tratamiento de su agua residual.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.