Una calle de San Vicente para Ana Orantes, la mujer que rompió el silencio de las maltratadas

|

Pleno san vicente 2018 jesus villar

imagen de Archivo, pleno de San Vicente


Por unanimidad, el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado una moción impulsada por el grupo Sí se puede y suscrita por Guanyar, PSOE y Compromís, para que el Consejo de Cultura municipal “estudie la asignación de una calle, avenida o plaza de nuestro municipio con el nombre de Ana Orantes”. El Pleno ha dado luz verde también a una propuesta de estos mismos grupos municipales, por iniciativa de Guanyar, para apoyar la Huelga General de las Mujeres del 8 de marzo y los paros parciales de los sindicatos.


Según se indica en la moción sobre Ana Orantes, el asesinato de esta mujer, el 17 de diciembre de 1997, puso el foco informativo sobre la violencia que sufren muchas mujeres en el ámbito del hogar o la pareja. Hasta este caso, muy mediático por la forma en que se desarrolló, la violencia machista era relegada al ámbito privado, silenciada y catalogada como algo puntual, crímenes pasionales o situaciones de mal entendimiento entre cónyuges, en los que la administración consideraba que no debía intervenir.


“Pero Ana Orantes denunció en una televisión pública cómo su marido la había maltratado física y psicológicamente durante 40 años de matrimonio, un 4 de diciembre de 1997, hace ya 21 años. Tan solo 13 días después, su ya exmarido, José Parejo, la asesinó, delante de su sobrina de 12 años. Décadas de maltrato y vejaciones culminaban con un feminicidio justo después de que ella dijese públicamente que él era un maltratador”, indica la moción.


Ana Orantes, con su valentía, puso palabras a lo que muchísimas mujeres sufrían (y sufren) en la intimidad del hogar o de la relación sentimental. Su asesinato puso de manifiesto la realidad y la verdad del relato expuesto públicamente días antes, y en él se reflejó la situación de muchas mujeres que empezaron a romper el silencio. Esta focalización y esta publicidad de una tragedia que, hasta el momento, era silenciada por la opinión pública y por las administraciones, cristalizó años después en una Ley integral contra la violencia de género (la ley 1/2004) y sus primeras actuaciones, entre las que se encuentran el cuidado y acompañamiento de la mujer maltratada, la concienciación ciudadana y la educación en igualdad y respeto. Sin embargo, son muchas las cosas que nos quedan por hacer en esta lucha. 47 mujeres han sido asesinadas en 2018 en España por sus parejas o exparejas. 


Un total 976 desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar. Una media anual de 60 mujeres.

Además, “las mujeres han estado excluidas de forma tradicional de la memoria de nuestras calles, de la misma forma que se las ha apartado de la memoria colectiva de la historia escrita, como si no hubiera en nuestra historia, grandes mujeres que tomar como ejemplo ni a las que recordar en nuestros municipios. Por eso consideramos que la alusión a Ana Orantes, como símbolo de lucha contra la violencia machista, ha de estar presente en nuestras calles”. Los proponentes piden que en la calle o plaza de Ana Orantes “se instale una placa donde se explique que fue la mujer capaz de romper el silencio de todas las mujeres que sufren violencia de género, y que gracias a su valor tenemos una sociedad más igualitaria”.


El pleno también ha aprobado una moción para apoyar la Huelga General de las Mujeres del 8 de marzo y los paros parciales de los sindicatos, “facilitando su desarrollo en esta Corporación”. En el acuerdo el Ayuntamiento se compromete a articular en la práctica políticas globales con dotación económica suficiente, de gestión pública, con estadística y evaluaciones, que cambien la realidad material de las mujeres, en aras de una igualdad real”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.