Opinión - Antonio García Tafalla: “Premios Constitución Española 1978” en Sant Joan

|

El 1 de Diciembre se celebra un acto organizado por el Partido Popular de Sant Joan d´Alacant dónde se entregarán los “Premios Constitución Española 1978” que vienen a reconocer el trabajo y la labor en defensa de los valores democráticos de una serie de personas. Entre éstas, María del Mar Blanco, Presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, y, junto a ella, el jurado concede el reconocimiento a título póstumo a D. Guillermo Ivorra, “el Mestre”, por su vocación de servicio público como docente, edil en el Ayuntamiento y Juez de Paz.

En un tiempo tan agitado como el actual, en el que la Constitución Española es atacada desde distintos frentes, por quienes no han entendido que Democracia es el cumplimiento de la Ley, parece evidente que unos premios de esta índole no pueden ser más oportunos, por no decir necesarios.

Muchos han sido los reconocimientos y aplausos recibidos por nuestra Carta Magna, como aportación de nuestro país al mundo de las ideas políticas, la cual fue la culminación de una transición pacífica desde un régimen autocrático y personalista, a un sistema democrático y constitucional. Por tanto, alabar y subrayar la importancia de nuestra Ley suprema, así como los aspectos que la conforman, es una circunstancia que, con toda seguridad, nos congratula a todos.

Como decía, lamentablemente llevamos mucho tiempo escuchando críticas y diatribas contra la Constitución. Pero quizá los hechos ocurridos el 1 de octubre pasado, en el marco del proceso independentista catalán, que derivó en una rebelión del Govern catalán, han supuesto un nuevo punto de inflexión después de aquel Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

Convendría recordar a quienes no lo recuerden, incluso a los que sí, que, para aprobarla, se tuvieron que traspasar todos los límites de la generosidad en aras de la concordia, el consenso, el entendimiento y el interés general, sustanciado en el instante en que el presidente Adolfo Suarez decidió legalizar el Partido Comunista de España aquel 9 de abril de 1977, con una oposición interna y otra externa, en este caso la de Alemania y Estados Unidos, que aconsejaban lo contrario.

Aquellos que se empeñan en transmitir la imagen de nuestro país y de nuestra Constitución como herederos del franquismo buscando provocar una digresión, siempre se topan con una realidad bien diferente. Los modelos nacionales o extranjeros adaptados a nuestras circunstancias, la Ley Fundamental de Bonn (1949), la Constitución Italiana (1947), la Constitución Portuguesa (1976) y los convenios internaciones sobre libertades y derechos, son las líneas maestras que guiaron a sus impulsores a llevar a buen puerto esta empresa. Si algo quedó claro desde un inicio, fue que, a lo largo de su articulado, se pretendió encontrar la envolvente de todas las diferencias de los diversos pueblos que conforman España, preservando que esa soberanía que reside en los españoles fuese la depositaria de las decisiones últimas.

Es cierto que nuestra historia en los dos últimos siglos ha estado caracterizada por la inestabilidad. Sin embargo, no debemos omitir que en última instancia la Constitución es un sistema normativo dónde precisamente la estabilidad es una de sus notas esenciales.

Pensemos que, en su día, el proyecto de un nuevo Estado de las autonomías contenido en el texto constitucional, por ambiguo y confuso que pareciera en su elaboración, rompía con el centralismo a ultranza del Estado franquista. Nos convirtió en un Estado cuasi federal: de hecho, hoy se puede decir que España es el país más descentralizado del mundo.

Siendo esto así es justo resaltar las fortalezas del texto, por ejemplo, la aparición de la figura de un Rey que reina pero no gobierna; que posee autoridad pero no poder, dotado de una función integradora y simbólica, que además ejerce de árbitro en las instituciones. También la de unos jueces y magistrados dentro del Poder Judicial que actúan con independencia, sometidos únicamente a la Constitución y al imperio de Ley. Y así todo un articulado que ha permitido a nuestro país alcanzar unos niveles de progreso e integración política inimaginables en aquellos difíciles años.

Su reforma está en boca de muchos, no ahora, sino hace tiempo; por consiguiente, hoy más que nunca debemos enfatizar en el hecho que supone poseer una Constitución de las más progresistas, que nos ha permitido alcanzar una democracia plena, próspera y asentada, diría que envidiada, en el mundo. Su reforma o modificación no puede serlo en sentido involutivo, tratando de agradar a unos pocos en perjuicio de una amplia mayoría.

Con la Constitución de Cádiz de 1812, España protagonizó un hito histórico en el continente al acabar con el Antiguo Régimen y abrir el camino de nuevas y esperadas libertades. La Constitución de 1978 superó con creces aquellos anhelos, al encontrar entre los españoles la concordia desde la discordia.

Quisiera subrayar que la unidad nacional, la soberanía de nuestro pueblo, la igualdad y la defensa de los derechos fundamentales no son negociables. Nuestra Constitución posee suficiente margen o músculo para adaptarla sin necesidad de profundas reformas que muchos aconsejan con un tinte no poco interesado, en especial por parte de aquellos que se separan del escenario de la verdad buscando atajos. Dicho de otro modo, se puede mantener el texto constitucional modificando su significado práctico y desdramatizando procesos de revisión, mutando, por así decirlo, como sostiene alguno de sus impulsores.

Tenemos, como digo, una nueva oportunidad de “convertir el conflicto en consenso y la disparidad en unión”. Sin duda iniciativas como la emprendida en este año por el Partido Popular de Sant Joan d´Alacant contribuyen a hacer pedagogía de nuestra Carta Magna. Unos galardones que nacen con una clara intención de sano reconocimiento a la labor de aquellas personas o colectivos en la defensa, mejora y enriquecimiento de los valores cívicos que emanan de nuestra Constitución de 1978.

Antonio García Tafalla
Vicesecretario de Buen Gobierno del PPSJ

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Restaurante atica 2018 logo (1)
Ática Restaurante
BANNER 300 x 300 CLINICA DENTAL DOCTORA FUENTE
Clínica Dental Dra Fuente
BANNER JOYERIA PATRICIA 300 2018
Joyería Patricia
BANNER REALE SEGUROS AGENCI
Reale Seguros Agencia San Juan de Alicante
BANNER 300X300 PICKIN PACK
Pickin Pack San Juan
BANNER 300 x 300 CERVECERIA AL PLATO VENDRAS
Al Plato Vendrás
BANNER CLINIC MOVIL SAN JUAN REPARACION MOVILES
Clinic Móvil Venta y Reparación de Móviles