Nuria Bordes Oliva: "Quiero decirle a todas las mujeres que pasan por esto, que no se callen, no están solas"

|

telefono-maltrato-01625 N un día agridulce, ya que me vienen a la cabeza recuerdos terribles aunque ya no me hagan daño. ¡Hoy es mi 7° cumplevida!. Mi niña nació el 25 de octubre de 2009, al día siguente de parir y en el mismo hospital sufrí de nuevo una agresión delante de mi bebé junto con numerosas amenazas, a parte, el individuo este, cojió a la niña diciendo que se la quedaba. Tubieron que intervenir servicios sociales, enfermeras que me custodiaron al bebé y la seguridad del propio hospital. Fué algo desgarrador, ya que estaban mis padres conmigo en ese momento y a él no le importó pegarme delante de la gente. Al mes de todo esto, (día 25N) yo ya estaba con algo fuerzas y nací de nuevo poco a poco. El proceso no fué fácil, con recaídas, idas y venidas, con dependencia emocional como si fuera una drogadicta con síndrome de abstinencia... sufrí una depresión tremenda que me llevó a estar postrada en una cama sin saber si era de día o de noche (Los 24kg que engordé en el embarazo los perdí en menos de un mes). Muchas veces me preguntaban si es que yo no quería a mi hija, ya que en ese mes ni le cambié un pañal. Todo lo del bebé lo hacía mi madre mientras que mi padre buscaba desesperadamente medios para levantarme de esa maldita cama. Me duele ese tiempo en el que a penas miraba a mi niña, pero no me encontraba bien, no tenía fuerzas y ella no tenía la culpa de nada. Ese 25N de 2009 le escribí una carta a mi pequeña, para que el día de mañana me sea más fácil explicarle las cosas. Quiero decirle a todas las mujeres que pasan por esto, que no se callen, no están solas y que la vida es muy bonita para que te la roben de esa manera tan cruel. Quiero hacer un llamamiento a todas las personas que tengan sospechas de que su amiga, hermana, hija, madre... puedan estar siendo maltratadas para que pidan ayuda. Más vale cientos de alarmas falsas que una verdadera. Recordaros que si lo sabeís y os callaís soís cómplices. ¡El silencio mata!. Desde aquí quiero agradecer todo el trabajo de protección y de reinserción que se me ha proporcionado. Quiero dar las gracias a varias personas: a la anterior concejala de servicios sociales de mi municipio por todo lo que ha hecho por mi y por muchas más mujeres (María Camara Marin te quiero y te admiro), a mi psicóloga Silvia, a la Guardía Civil en especial a Gaspar, Ricardo, y Alejandro (que te tengo por aquí por el face) que más de una vez me han custodiado en los juzgados para evitar encontronazos y sentirme segura. Ellos me han hecho mil llamadas de seguimiento y han estado en la puerta de mi casa horas y horas. Gracias al equipo de investigación de la Guardia Civil, a la Policía Local del Campello por su eficacia en cada llamada, pero en especial a 2 grandes policias M° reyes y Mar, mis ángeles de la guarda. Estas dos fuerzas de seguridad se juegan la vida día tras día, sin saver cuando van a trabajar regresarán a sus casas de nuevo. Gracias Jesús Vera Femenia por todo tu apoyo y por preocuparte. Sé que me lees desde el cielo y no olvidaré jamás tus muestras de cariño a pesar de no conocerte en persona. Agradecerles también todo el apoyo a mis padres, hermanos, cuñadas, amigos, vecinos, primos... pero mi prima Talia Oviedo Rubio ha sido y es como una hermana y nunca me ha dejado ni me deja sola. Gracias de ♡ a tod@s.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.